Tunera en forma de "Cruz"

 Montes de Anaga,

 Tenerife.

De senderismo como afición, deporte o diversión, te damos información.



Volver al inicio


Diccionario canario


Rutas senderistas


Información sobre transporte público


Contacto


prevision del tiempo Chamorga

La naturaleza te puede ayudar a "vivir" tu presente de una manera mas amena y divertida, diciendo adiós al estrés y a las preocupaciones, todo ello  "sin medicamentos" solo basta con ganas de "sentirla", buscar una ruta, y andar y andar, sintiéndote parte de ella e integrándote en el paisaje, nunca "adaptando" el mismo, a tus gustos, necesidades y caprichos.

Chamorga-Las Casillas-Igueste

Distancia a recorrer: 10,5 kilómetros. 

Denominación Oficial...Chamorga-Igueste (por Las Casillas)
Dificultad del recorrido: Comienzo fácil hasta La Cumbrilla regular,desde el Lomo de Las Bodegas  a Las Casillas, y regular... la bajada desde Casillas a Igueste llegando a la pista empichada de Lomo Bermejo.

Fecha de la pateada: 7 de enero del 2012.
Tiempo empleado:   4horas 30 minutos
.
Flora silvestre observada: Brezo, dragos, viñátigo, acebiño, Faya, magarzas, tuneras, tabaibas, piteras, zarzales, bejeques, verodes, cornicales, hierba risco,

Fauna silvestre observada: ,Murciélagos, cernicalos, Aguilillas,capirote,tórtolas, paloma rabiche, mirlos, andoriñas, alpispa, lagartos tizones, lagartijas,

Puntos de interés turístico: El monte de laurisilva de Chamorga de fayal-brezal

Puntos de interés histórico: Las Casillas pueblo semiabandonado,

 

NOTA DEL AUTOR: Si por alguna razón no entiende alguna palabra, nombre o expresión consulte nuestro diccionario canario.

 Y recuerde que debe:...(Pinchar siempre en las fotos para ampliarlas)    

 


 

 De Chamorga a La Cumbrilla

 

    La Estación de Guaguas de Santa Cruz parece dormida, apenas hay gente, es sábado y debe ser por eso, de todas formas la gente parece que aún no asimilan el tener la cartera, la tarjeta y el bolsillo "vacíos", Los pasados Reyes ha dejado a todo el mundo con su economía mas maltrecha aún de lo de por si, famélica que estaba, hoy se puede decir que se inicia la "cuesta de enero" y la mayoría de la población no es ajena, a esta circunstancia adversa para su vivir y quehacer diario.

 

  Espero la guagua (247) de Chamorga--Punta Anaga, que tiene prevista su salida a las 7:30, algo somnoliento y con cierto cansancio acumulado, por la festividad de los Reyes, pero eso no es óbice para no ir hoy sábado de pateada por Anaga, el tiempo se prevé con nubes y claros, viento flojo del Sur-oeste y temperaturas por encima de los 25 grados, pero no dicen nada de la humedad relativa, muy a tener en cuenta siempre en Anaga, a mi lado hay otro grupo de senderistas que por lo que les oigo parece que van  a iniciar su ruta en el Lomo de Las Bodegas, llega el chófer y todos nos ponemos en fila india, respetando el  turno por tiempo de llegada al andén de la guagua.

 

 Absorto en mi móvil, leyendo algún que otro "guasaps", que no había descargado ni leído me doy cuenta que estamos llegando a San Andrés, paramos y veo no menos de una docena de personas ya mayores, que se disponen a coger el micro para subir al Lomo de Las Bodegas, por lo que le van "cantando" al conductor según meten el bono en el lector. Por lo que deduzco son personas originarias de "las cumbres" de Anaga, que viven toda la semana en San Andrés o Igueste, y se van a pasar todo el fin de semana en sus pueblos, para sembrar o atender las huertas que allí aún poseen, y que les sirven para traer a sus casas productos frescos y cien por cien naturales, al tiempo que también "ahorran" ese dinero en hortalizas y frutas del campo en el supermecado.

 

 Subimos cansinamente las interminables curvas de la carretera del Bailadero (TF-12) el tiempo parece que va a estar nublado porque aparecen algunas nubes altas, para nada son amenazadoras ni presagian lluvia. El monte también parece que ha sido algo "tocado" por la sequía, aunque sus efectos quedan minimizados por la "lluvia horizontal", pero en algunas zonas de la carretera se nota mucho que el verdor no es el habitual de otras veces, llegamos al cruce de la Carretera del Bailadero a la Cumbrilla (TF-123), Y ahora se hace evidente la "estrechez" de la vía, cuando en una curva el chófer toca la pita, y un par de metros mas adelante encontramos "arrimado" lo mas que ha podido al camión de la basura municipal.

 

  Bajamos las curvas en busca del "viradero" del Lomo de Las Bodegas, donde la guagua deja a casi todo el pasaje, solo una señora y yo seguimos hacia Chamorga, el chófer deja clara su pericia al dar la vuelta en Las Bodegas, simplemente con dos vueltas de volante y metiendo solo la marcha atrás una sola vez, nos vemos de nuevo camino del cruce de la Carretera de Chamorga, que aún dista 3 km después de pasar el Túnel de La Cumbrilla. Las curvas son cerradas y la vía es ahora mas estrecha aún, dos coches no pueden cruzarse sin que el otro le espere en algún "apartadero", una vez pasado el túnel de la Cumbrilla, el estado de la carretera es "lamentable", si usted piensa ir en coche, téngalo en cuenta.

 

 La guagua ha llegado a su parada final, y al bajarnos se nota algo de fresco, pero nada que no se pueda combatir, comenzando rápido la jornada senderista. Comenzamos el sendero cerca de la ermita donde el cártel nos anuncia "Igueste 9,9 km), subimos por la Hoya del Hornillo, y lo primero que nos encontramos es un "riachuelo", que no lleva ni el diez por ciento del caudal habitual, helechos verdes y brezos por doquier dan una estampa mas bien "selvática" al lugar, el Pico de Icoso (758m) parece ser el guardián de este vergel, el sendero está bien cuidado, y como no ha llovido no está para nada resbaladizo, lo cual nos ayuda para avanzar con cierta rapidez, llegamos al primer cruce de caminos, donde nos encontraremos con el cartel indicador de la Ruta de Roque Bermejo, El Draguillo y Las Palmas.

 

  Pronto nos econtramos en la Ladera de Los Castros, donde el monte se espesa bastante, hacemos una parada porque he oído el "arrullar" de una paloma, nunca he podido sacar una foto a una rabiche, y creo que esta es mi oportunidad, miro y miro y solo veo ramas de brezo y faya y las campanillas anarajandas de los vícacaros, cuando intento dar un paso las palomas hacen el ruido característico de echarse a volar, era un casar ahora las veo volar a lo lejos en busca de Chamorga, concretamente vuelan hacia El Morro La Trovisca.

 

 Cruzo los sembrados de La Llanada, donde unas huertas bien atendidas dan una estampa típica de explotación agrícola de fin de semana, los pobladores de Chamorga en su inmensa mayoría trabajan en Santa Cruz, La Laguna y la zona Metropolitana en general, y acuden al pueblo los fines de semana y vacaciones, para atender sus pequeños huertos, aquí los sembrados son de secano, cosechándose por lo general papas, ñames, batatas, coles y millo.

 

 En la Erilla veo tal cantidad de mirlos que pienso que estos pájaros están en todas partes como los gorriones, ya sea en la ciudad el campo, monte incluso cerca del mar si hay jardines como los he visto en el Puerto de la Cruz, y Los Cristianos.no tardo ni cuarto de hora cuando ya estoy en la Hoya de Cha Malena, hay tal cantidad de bejeques que todo el subsuelo se me antoja que está saturado de agua, no en vano estamos cerca de la Fuente de Chamorga, y veo agua en el fondo del barranquillo, agua cantarina que mana de la ladera y discurre hacia abajo para alimentar a ñameras, brezos y helechos, que esta zona son enormes. es tal la humedad que me encuentro setas al borde del sendero.

 

La Cumbrilla- Lomo Las Bodegas

 

 Unas lajas a modo de peldaños me reciben en la parte alta del Túnel de la Cumbrilla donde el sendero pasa cercano al Roque del mismo nombre (719m), las primeras casas del caserío están cerradas y no dan signos de moradores, algún gato duerme resguardado del frío, ajeno al paso de un senderista, por lo que se ve está acostumbrado a que le echen de comer, porque enseguida se levanta y viene hacia a mi maullando, me acompaña unos 30 metros y observo de reojo, que se ha vuelto frustrado hacia su "cama" en el alfeizar de la ventana de una casa que parece abandonada hace mucho tiempo. Cruzo La Cumbrilla siguiendo el sendero que ahora es de cemento, por donde le dicen La Tosca, bajo hacia la Canaílla y diviso el imponente Barranco del Corral Viejo que discurre hacia el cauce del Barranco de Anosma, al que se une para desembocar en la virgen e imponente Playa y Roques de Anosma.

 

 La Cumbrilla es un caserío no exento de una belleza rural, propia de los pueblitos de Anaga, sus cuidados huertos y el verdor del monte se entremezcla con las flores de jardín pero que ya se han asilvestrado, como es el caso de las buganvillas, mimos, campanillas y geranios, en lo alto del Túnel luce imponente una palmera canaria, cuyo esplendor es minimizado un tanto por las antenas de telefonía móvil que allí están situadas para mejor cobertura de la zona, cosas del progreso del que por ahora ningún lugar paradisíaco escapa.

 

 Llego a la Ermita del Lomo de Las Bodegas sobre las diez de la mañana, el sendero resulta fácil y agradable, el frió (si lo hubiera) ni se siente, tampoco el agobio de ese calor pegajoso debido a la humedad relativa del aire, que en Anaga suele siempre ser muy alta, las tuneras y pencones aún muestran algún higo pico maduro, pero la mayoría están "remaduros",son todos higos colorados, no veo blancos estos últimos son los buenos para hacer pasarlos y hacer las deliciosas porretas, que tanto saben al paladar los días de lluvia en otoño y primavera.

 En el Lomo de Las Bodegas cojo una pista de tierra a la izquierda de mi ruta, que me conduce hacia El Toscón plagados de huertas de papas y millo, y toda la ladera llena de tuneras, sigo la pista de tiera y  no camino ni doscientos metros, cuando llego al puentito sobre el Barranco de Piedra de la Haya, donde hay una fuente llena de una enorme ñamera, se ve que algunos lugareños cogen agua para regar algún gocho, porque veo garrafas de agua vacías, pero que las han dejado allí para llenarlas de agua, con tal fin.

 

  La pista se empina al llegar al Lomito el Mocán y para ser mas llevadera para los coches

 la pegada, le han puesto una capa de cemento, con el fin de evitar la erosión de las lluvias, estoy exactamente a 500 metros sobre el nivel del mar y tengo que subir hasta el minúsculo cementerio de Las Bodegas situado en la cota 650m, resulta una pegada algo corta pero algo dura, el sendero está bien cuidado y atraviesa La Hoya de la Huerta, el Lomito el Mocán y la Hoya de Gabriel, los brezos cierran el paso y algunos tramos se notan los cortes que los "forestales" han tenido que hacer para mantener la ruta expedita, las cerrajas y verodes son enromes. en algunas zonas apenas se puede ver a lo lejos dado lo cerrado del monte.

 

  Casi sin resuello (la subida era mas dura que lo que me imaginaba) llego a la pista empichada del cementerio de Las Bodegas, la cancela está solamente entornada y se abre para visitas y familiares de los difuntos, veo flores frescas en muchos nichos (habrá no mas de 30 nichos ocupados), a un lado de la entrada, concretamente hacia la izquierda, me llama la atención la existencia de un antiguo pino, que se fue plantado el día de la construcción del campo santo. todo el lugar está inmerso en un silencio "sepulcral", nunca mejor empleada esta manida frase, pero a la vez te llena de cierta paz interior, que el mismo sitio te transmite.

 

Nacimiento del Barranco de Ijuana.

 

 Cierro con cuidado de nuevo la cancela y vuelvo a coger la pista del cementerio, encaminando mis pasos hacia la Carretera Chamorga el Bailadero (TF-123), curiosamente también se le denominaba a esta zona El Bailadero, después hicieron el cementerio y el topónimo cayó en desuso, me salgo de la carretera para asomarme al Salto del Aceviño, y sacar una fotos de Las Casillas y del  lugar donde nace el imponente y casi inexplorado Barranco de Ijuana.

 

  Camino no mas de trescientos metros por la carretera del Bailadero a Chamorga, y llego al cartel que me indica Igueste 6,5km el sendero hay que cogerlo a la izquierda, (unos doscientos metros mas allá está el impresionante Salto de Ijuana) vamos bajando de nuevo hacia el cauce del Barranco de Ijuana, que por ahora solo es "barranquillo", cruzo la ladera de Las Chiquerillas, cuando llego al Salto del Aceviño, donde ya puedo apreciar como el Barranco de Ijuana se ha hecho "mayorcito", pero aún solo me deja ver parte de su imponente cauce, aprecio a los lejos frente a mi,  El Dornajo y la Era de Las Casillas.

 

 Subo una loma donde me paro en una curva del sendero para apreciar de cerca las "perfectas" y  simétricas lajas, que hay en el camino, se nota que de aquí las sacaban antaño para hacer paredes de casas, corrales y huertas, las miro y parecen todas cortadas a la misma medida, el monte es de un verdor y un espesor inmenso, gamonas con flores, cerrajas, bejeques, vicácaros, acebiños y brezos parecen cubrirme con un manto vegetal, que huele a naturaleza virgen. Llego a las Higuerillas y paso cerca de una casa que hay en el fondo de un barranquillo, se trata mas bien de una "cueva" arreglada, tiene una antigua tarjea que desvía el agua de las aguaceros hacia una tanquilla, para poder regar las pequeñas huertas que posee.

 

 El sendero se empina en busca de las cercanías de la Cueva del Arco, a la derecha del mismo una penca que forma una "cruz" casi perfecta me llama la atención, y le saco la correspondiente foto, el piar de unas aguilillas me hacen mirar hacia el cielo, sin duda que en este lugar este tipo de aves, se sienten ajenas a la civilización y por lo tanto a salvo de los peligros inherentes a la misma.

 

 Subiendo poco  a poco, el sendero no cansa en absoluto llego a la Gollada de las Veredas,(614m) desde donde hay un mirador que se puede ver Igueste y todo su valle, y allá a lo lejos mirando directamente hacia el oeste Izaña y el Teide, que pena que no tenga ni fisco de nieve, porque la belleza de ver Tenerife de punta  a punta, es de verdad, y sin pretender ser cursi, ¡¡es de postal!!. La llegada a una torre de luz me indica que estamos cerca de la primera casita de Las Casillas

 

 Las Casillas

 

  Cuando llego al lugar me pongo a contar las casas, (hay ocho casa y cuatro cuevas), antiguamente el caserío del Lomo de Las Casillas, vivían de sembrar, huertas de papas, millo, centeno y trigo, en la otra vertiente del Barranco de Ijuana, donde se sitúa precisamente la era del mismo nombre, pero sobre todo eran cabreros, y se ayudaban con burros y mulas, para el transporte, las cuevas que visité se nota que disponían de dornajos y pesebres para alimentar a los animales, después de pasar la primera casa, me llama la atención un drago de regular tamaño y sobre todo un cedro canario.

 El caserío está casi abandonado del todo, solo he visto signos de estar habitada una casa, precisamente en la que se encuentra el drago y el cedro, las cuevas están excavadas en la tosca colorada, y hay una que se comunica con otra desde su interior a través de una "ventana" abierta desde dentro de la misma, en la parte que da al camino hay un claro cartel en el que puede leerse..."Stop destrozos", sin duda que muchos desaprensivos no contentos con ver el lugar y sus edificaciones aún casi intactas que se dedican a "sorribar" las paredes y techos, en busca no se de que, como ha pasado con la Casa del Pirata Amaro Pargo en Machado.

 

Aguilillas y murciélagos en Las Casillas

 

  El "quíác quiác quic quic quic", atruena en todos sitios, so de nuevos las aguilillas que ahora me sobrevuelan mas cerca que antes, ahora si les he podido sacar unas fotos, pero quedo un rato siguiendo con la mirada como las dos rapaces vuelan hacia el Pico Guamón, y Los Picachos, para perderse allá a lo lejos en La Atalaya, el susto del día me lo llevo cuando me dispongo a entrar en una de las cuevas-corral o cuevas-bodega, que hay cuando el revolotear de lo que en principio creía que eran andoriñas, me hacen dar un respingo y la descarga de adrenalina, me "afloja las patas", sigo con la vista al "ave", cuando noto sus grandes orejas, se trataba de un murciélago, mas conocido entre nosotros como .orejudo canario (plecotus teneriffae), me ha alegrado el día el "drácula" canario, nunca los había visto en Tenerife, si embargo en La Palma son mas abundantes, llegando incluso a meterse por las ventanas dentro de las casas, cuando estás están abiertas en verano, con el consiguiente susto para sus moradores.

 

 Los Bucios el "teléfono móvil" de antes en Anaga.

 

  Ya me dispongo a dejar atrás este singular lugar, cuando me viene a la mente una historia que me contó hace años un cabrero de la Cordillera de Anaga, un verano trabajando yo en un bar de La Playa de Almáciga. Según me contó el jubilado cabrero, hace unos 50 o 60 años atrás en todo Anaga, no había sino un teléfono en Taganana, y otro en Igueste, que se comunicaban con San Andrés, cuando una persona enfermaba de gravedad o sufría un accidente, por ejemplo en Chamorga, sus familiares o vecinos corrían en busca de cualquier cabrero que tocará el "bucio" (caracola de mar de gran tamaño que utilizaban los guanches para comunicarse de barranco a barranco o en zonas abruptas también lo usaban en fiestas como instrumento musical o para iniciar una batalla)

 

 Pues retomando el relato de el bucio, el cabrero experto del lugar (en este ejemplo Chamorga) hacía sonar la caracola, y le respondían de La Cumbrilla, de allí este llamaba al Lomo de Las Bodegas y de allí a Las Casillas, el cual lo hacía de nuevo sonar, para que al escucharlo en Igueste, supieran que tenían que disponer un coche para transportar a un herido o enfermo, el transporte lo hacían en una silla, y podían tardar hasta 4 horas, hasta que el enfermo recibiera atención médica, en la Casa de Socorro de Santa Cruz, que estaba -me dijo- en la Plaza del Principe, enfrente de los antiguos Juzgados.

 

Bajando hacia Igueste.

 

 Dejamos la zona con cierto regusto a "pasado", como si nos hubiéramos de repente subido al "Delorían" de "Regreso al Futuro", trasladándonos unas decenas de años atrás, pero es hora de partir hacia Igueste que la guagua sale a las 13:30 y son casi las doce, como he calculado que la bajada tardaría una hora, voy relajado pero tampoco tengo que entretenerme mucho, dado que el sendero termina un kilometro por encima de Lomo Bermejo, mis pasos me llevan hacia la Gollada del Cuchillo, buen nombre dado que camino por el sendero teniendo a un lado y al otro un fuerte pendiente, laderas muy abruptas que van dejando paso en su flora, a cardones y tabaibas, veo escobones y un aceviño, cerca de las Fuentecillas, pero también observo como un hilo de agua baja por las piedras abajo en busca de la ladera de Palo Blanco que da al cauce de Ijuana.

 

 Estoy en la Gollada del Cuchillo a 605 metros y tengo que bajar en una primera etapa (mas bien mental) hasta la Llanada de Larabicho que se sitúa 495 m., ahora bajo por Los Andenes, solo los postes de teléfonos emergen sobre cardones, tabaibas y piteras, la flora ahora es claramente xerófila, rastro de conejos por doquier, hay eso "escarbaderos" con la consiguiente meada y cagarrutas encima, que suelen hacer los machos para "marcar" territorio, se ve que hay bastantes conejos, por algo el lugar es un coto privado de caza. Llegando a las Llanada de Larabicho me encuentro con un grupo senderista, que han hecho un alto en el lugar, yo creo mas bien para "sacar" la lengua, dado que casi todos tiene el apéndice gustativo fuera de la boca, me preguntan cuanto falta para Las Casillas y les calculo que subiendo será como una media hora mas, lo cual hace que mucho queden desolados por tal noticia, dado su evidente cansancio, no se olvide que el mismo sendero subiendo desde Igueste es muy duro, dado que tienes que salir de una cota de 50m hasta los 606 que hay el Lomo de Las Casillas.

 

  Paso con el paso acelerado mas bien debido a la pronunciada bajada, por La Hoya de Las Madrigueras, y me encamino dando mas de "mil" revueltas, hacia la Hoya de Juan Izquierdo, para tomar un camino mas cómodo a partir de el Lomo Los Abales, desde Larabicho ya no se ve el Teide, llego al Descansadero de el Brezal, (350m) con las rodillas echando "chispas", lo peor de todo es lo erosionado del sendero, qu hace que tengas muchos resbalones debido a las "piedras sueltas" que abundan en el mismo, en el "descansadero" solo hago una parada de un minuto, ni siquiera me he sentado, el sitio me "echa p'atrás", se trata de unas piedras llanas a modo de una pequeña pared, a la que le han puesto como techo, unos "plásticos" ya amarillentos por el Sol, no soporto ver plásticos en el campo, y menos en un lugar como Anaga, entre cardoneras tabaibas y cornicales se oye el piar de algún pájaro ratonero, saltando de rama en rama, y lagartos tizones corriendo asustados cuando me acerco a ellos, salen pitando a sus escondrijos entre las piedras y en la base de los cardones.

 

 Cardones hay bastantes sin duda, aunque acusan la falta de lluvia, no es problema para estas plantas debido a su alta resistencia a años seguidos de sequía. el Lomo de los Abales, termina en el Roquillo de la Cueva del Heno, ahora el sendero atraviesa gochos de papas, millo y batateras,  en este tramo hay sitios donde se nota el antiguo empedrado de un camino de herradura, las lajas están pulidas y tienen un cierto "brillo", debido al desgaste de siglos y siglos soportando calzado y herraduras sobre su dura, pero no eso vulnerable superficie, ahora llego y  cruzo el barranquillo  de la Hoya de Leonor, el camino me lleva por entre unas naranjeros hacia la pista de cemento, que después de una curva da con la carretera empichada que viene desde el Puente del Pozo de La Cruz en Igueste.

 

  Al llegar al piche (mi enemigo en las pateadas), sigo la Pista de Los Juncos, una estrecha carreterilla de piche, encajonada en el fondo del cauce del  Barranco de Igueste, miro el reloj y son las 12:47, no hay problemas tengo tiempo suficiente para incluso "mandarme" el bocadillo de pata asada con queso amarillo que llevo en la "neverita", la carretera dan tantas curvas como las que tiene el barranco, cuando cruce de una margen a otro, no tiene puentes, sus cauce es salvado con un refuerzo de cemento y revuelto, que se ve que han cogido del mismo fondo del barranco, veo a un pibe cogiendo precisamente "arena" del mismo, seguramente lo querrá par arreglar algún muro de alguna huerta de las muchas que abundan a uno y otro lado del fondo,

 

Veo patos en los charcos que se forman en el cauce cuando llueve, son charcos de cierta profundidad, que aprovechan los iguesteros para críar patos y "gallinas finas" (gallos de pelea), las tórtolas beben en ellos al tiempo que van después a posarse a los cables de los postes cercanos, veo cultivos de naranjeros, limoneros, aguacates, alguna que otra pequeña platanera, pero sobre todo ñameras, batateras y papas y millo.

 

 Igueste me recibe con algo de brisa, pero no hace frío,  el pueblo se nota limpio y cuidado, me fijo en el caminar cansino de sus pobladores, (allí no se puede correr) subir y bajar tanto escalón, les ha hecho tener cierta paciencia al trasladarse de un lugar a otro, que para una persona de fuera, no es asimilable en poco tiempo, Termino la caminata al llegar al comienzo de la Pista los Juncos, cerca de la curva de la carretera San Andrés a Igueste (TF-121). concretamente llego sobre el puente que hay en lo que llaman Pozo de La Cruz, me siento en un banco  a prepararme el bocadillo de pata de cochino asada, y tomarme un refresco de limón, al tiempo que acabo primero con el agua que llevaba en la cantimplora, agua que refresca mi garganta, como un torrente que  a la vez de frío, me causa una sensación de paz y sosiego, solo interrumpida por el canto de un gallo, que hace tronar su canto en todo el valle de Igueste, con una resonancia y acústica, que para nada deberían envidiar los mejores teatros del Mundo, porque así es Anaga, salvaje, indomable rutinaria y  a la vez sorprendente, un espacio montañoso casi virgen, que mira a una gran ciudad como Santa Cruz, como diciéndole..."no te envidio".

 

FIN.

 

Mas fotos de la ruta:

(Haga clic sobre las fotos para ampliarlas)

 

Fotos: © Copyright 2012.

Uche Perdigón Díaz

Textos:

© Copyright  Uche Perdigón Díaz 2012


Cualquier duda, pregunta, información o error, que requieran aclarar o subsanar, sobre el texto, enlaces o imágenes que ofrece la página web, www.senderistas.info pueden dirigirla al administrador de la misma en el siguiente e-mail:

lucperdigon@hotmail.com


Volver al inicio

© Copyright 2011-2012  www.senderistas.info

http://www.senderistas.info/Chamorga/24.jpg