Arco de Piedra en el Barranco de Chacorche

Igueste de Candelaria

 Tenerife.

De senderismo como afición, deporte o diversión, te damos información.



Volver al inicio


Diccionario canario


Rutas senderistas


Información sobre transporte público


Contacto


Tiempo Araya

La naturaleza te puede ayudar a "vivir" tu presente de una manera mas amena y divertida, diciendo adiós al estrés y a las preocupaciones, todo ello  "sin medicamentos" solo basta con ganas de "sentirla", buscar una ruta, y andar y andar, sintiéndote parte de ella e integrándote en el paisaje, nunca "adaptando" el mismo, a tus gustos, necesidades y caprichos.

Araya- La Mesa-Igueste

Distancia a recorrer: 6,3 kilómetros. (Ver Mapa)

Denominación Oficial...La Mesa de Igueste
Dificultad del recorrido: Comienzo DURO hasta el "majano de piedras" REGULAR,hasta la "bodega" de la Mesa, FÁCIL...la bajada hasta el cementerio de Igueste de Candelaria

Fecha de la ruta: 6 de noviembre del 2011.
Tiempo empleado:   4horas 10 minutos
.
Flora silvestre observada: Juagarzos, retamas, gamonas, cerrajas, cardones, magarzas, tuneras, tabaibas, piteras, zarzales, bejeques, verodes, incienso,cornicales, hierba risco, cañeros, juncos.

Fauna silvestre observada: ,Cernícalos,capirote,tórtolas, palomas, mirlos, andoriñas, pájaro ratonero, lagartos tizones, perenquenes, lagartijas, y una lisa.

Puntos de interés turístico: El Barrio de La Florida, la parte mas antigua de Araya, La Finca de Las Haciendas propiedad del Cabildo, la galería de Aguas de Igonse (está cerrada con cancela,solo se puede ver la puerta de entrada), La Casa de la Bodega de la Mesa. el cementerio de Igueste, donde hay un fresco de Dimas Coello en su ermita.

Puntos de interés histórico: El Barranco de Charcorche y el arco natural sagrado de los guanches.

 

NOTA DEL AUTOR: Si por alguna razón no entiende alguna palabra, nombre o expresión consulte nuestro diccionario canario.

 Y recuerde que debe:...(Pinchar siempre en las fotos para ampliarlas)    

 


 

 Araya

 

 

Se hace de día mas pronto a estas alturas del otoño, Igueste de Candelaria duerme aún, cruzamos el pueblo y la carretera nos lleva hacia el cementerio, donde vamos a dejar un coche para luego desplazarnos hasta Araya, subimos por la Rana, la empinada cuesta de Chijerno hace que tengamos que cambiar de marcha el coche, al cual aún le quedan tres kilometros hasta la Morra del Pino y la Cruz del Camino, que es donde tenemos pensado iniciar la ruta.

 

Llegamos la Morra de El Balito y cruzamos la carretera de acceso a Araya (TF-247) y cogemos el cruce de Chicoro para subir hacia la plaza del pueblo, donde nos espera de allí para arriba la empinada cuesta de la Morra del Pino y Las Caitanas, para llegar casi saliendo el Sol al Cruce de la carretera que sigue para el parque recreativo de Los Bresos. Ya ha amanecido como habíamos previsto con precisión casi "suiza", el Sol parece que refunfuña al salir por entre las nubes del horizonte, y el sereno mañanero hace que los músculos puedan resentirse, después de iniciar la subida en el Barranco de la Florida. Llegamos al La Vera y bajamos en busca de la curva donde debemos seguir a la izquierda las indicaciones de la señal blanca y verde.

 

 En el margen izquierdo del Barranco de la Florida, concretamente donde le dicen La Fajana, un "macho" bala, el goro donde está encerrado es una cueva a la que le han puesto un muro de piedra para que el "cabrito" no se escape, el olor nos llega hasta la nariz, y seguimos subiendo por el antiguo sendero que iba hacia Las Haciendas y después por Igonce hacia el Monte de Los Bresos y llegaba incluso hasta Chese, y las Piedras de Carcho, al pie mismo de las "Lajas de Chafa".

 

La Finca del "Cabildo" (Las Haciendas)

 

 Sin duda que el Cabildo ha hecho una buena adquisición de esta antigua y señorial Finca de Las Haciendas. La Finca era propiedad de la comunidad de los monjes dominicos de la Basílica de Candelaria, y en ella se plantaba sobre todo viña, trigo, tabaco, papas e incluso algodón, fue en 1998 cuando el Cabildo se hizo cargo de ella, y en estos momentos la destina al desarrollo, investigación y adaptación de de plantaciones autóctonas o en fase de introducción experimental como cultivo comercial en el futuro. 

 

 Pasamos por delante de la Finca Las Haciendas y en la zona del Callejón  tomamos el sendero que sube a la derecha en dirección a La Mesa, los juagarzos, hierba risco e  hinojos desprende su fuerte aroma y "perfuman" nuestros pantalones de rodillas hacia abajo, dado que el sendero lleva un tiempo sin cuidado alguno, y en algunos puntos, sobre todo en el inicio (pasando Las Haciendas) los matojos han crecido bastante, lo cual no impide el  paso ni mucho menos. El ascenso en este punto de la ruta hay que hacerlo sin prisa, porque según vamos subiendo, el paisaje del Valle de Güímar va cobrando protagonismo y como el cielo está claro, podemos apreciar los relieves mas importantes, como son Izaña, el Pico Cho Marcial, el Volcán de Arafo, el Volcán de Güímar o Montaña del Socorro.

 

Ladera de Chafa

 

 El sendero ahora llega a la Galería situada en la ladera de Chafa, allí hacemos un alto para desayunar, dado que aún el Sol queda oculto por la altura de la montaña, la galería tiene un cartel en la puerta donde explican la importancia que ha tenido este tipo de "minería" en el Valle de Güímar en particular y en todo Tenerife en general para sacar el agua de los acuíferos subterráneos y transportarla hacia las ciudades y campos de cultivo, ni que decir tiene que sin el esfuerzo, duro y penoso trabajo de los "cabuqueros",  y las  inversiones privada a modo de acciones, Tenerife y La Palma no hubieran podido tener las explotaciones agrícolas, sobre todo platanera que llegaron a poseer, y ciudades como Santa Cruz o La Laguna, no hubieran podido desarrollarse tan rápido debido a que el "agua" de los canales, era la "sangre" vital para que ese desarrollo urbano, pudiera aumentar al ritmo tan espectacular como así hizo entre los años 1960 hasta la fecha de hoy.

 

  La galería posee una verja de hierro con candado para que nadie se atreva a entrar, después de la tragedia de la Galería de los Cochinos en Los Silos, me parece una medida coherente debido a la inconsciencia de muchas personas, que buscan el morbo y el peligro de  manera gratuita, sin pensar en los daños posteriores  y gastos en recursos empleados, si ocurriera un accidente en su interior, donde quedará gente atrapada o afectada por los "gases" (monóxido de carbono), con el consiguiente peligro  y riesgo para sus vidas. y para los de los "rescatadores".

 

 Mientras desayunamos oigo un ruido en una grieta de una piedra, como  en mi niñez me dedicaba a "cazar" perenquenes, se que es el sonido característico de estos pequeños reptiles de color "gris" endémicos de Canarias, Salvajes y Madeira, pero que al cogerlos en la mano al cabo de unos minutos torna su color casi a "blanco", busco en la grieta y en verdad veo a dos "peleándose" (se muerden las bocas e intenta poner patas arriba al contricante) por la posesión de la grieta, Los dejo tranquilo en su lucha y que gane el mejor, a la naturaleza no hay que poseerla ni adaptarla a los caprichos propios, sino disfrutarla y admirarla.

 

 Volvemos al camino, La Mesa no queda lejos pero aún hay que salvar mas de doscientos metros de desnivel, desde arriba miramos hacia Araya y la vista la "apartamos" de la zona de La Morra del Pino, unos "adosados" de color encarnado oscuro sobresalen del blanco de las casas restante, la arquitectura tradicional de nuestro medio rural queda alterada visualmente, en casi todas las Islas, porque nadie se ha preocupado de que las edificaciones nuevas no tengan un alto impacto visual, ni distorsionen el entorno con una arquitectura "moderna" ajena a nuestros campos y a nuestros gustos.

 

 

 Llegamos a la Hoya de Las Piedras volviendo la vista hacia el "cortafuego" de Arafo,  la Bajada de Los Loros, y Chivisaya parecen al alcance de la mano, el Sol ahora da de frente y nos deslumbra un poco, con lo que tenemos que estar atentos a los pasos dado que el sendero discurre por la Ladera la cual es una pronunciada pendiente de mas de 300 metros de desnivel, ahora ya caminos entre algunos pinos grandes, aunque estos han crecido en la pendiente, ajenos  y por lo tanto "salvados" de las incontroladas de talas de antaño, no se nos olvide que tanto para la agricultura como para la ganadería, y para la construcción de casas, y corrales, la madera jugó un papel fundamental en el desarrollo del medio rural isleño.

 

Pasamos por la Hoya del Trigo, y miramos hacia arriba donde el risco deja ver bastantes covachos y oquedades, la características "manchas" blancas en alguna de ellas, nos indica que es el lugar escogido para hacer su nido los cernícalos o corujas, llegamos  al "majano"  (montículo de piedras) de El Mirador del Gocho, punto culminante de la ruta 790 metros de altura, el lugar es espectacular con unas vistas impresionantes del Valle de Güímar, Candelaria, Tabaiba, Radazul, Montaña de Taco y parte de Santa Cruz.

 

La Mesa

 

    Al llega a la Mesa el paisaje del lugar cambia mucho solo por el detalle que el terreno es mas bien de tosca, los bancales y paredes se hacen con este material, y la vegetación es predominantemente de "cumbre" con Pinos, retamas, escobones, codeso, y tabaibas amargas, de la mano del hombre se han introducido la pitera, tunera, viña, los arbustos mas comunes son la retama, magarzas, hierba risco, zarzas, juagarzos y vinagreras, nos ponemos a comer higos picos, yo nos los parto de la penca, sino cojo unos cerrillos los barro un poco y luego los abro en cruz dejando la cáscara en la tunera, de esa forma le "dejo" algo de picar a los pájaros, perdices y lagartos que tanto gustan del higo pico.

 

 Iniciamos la bajada hacia la Casa de La Mesa, en realidad no se trata de una casa, sino de una Bodega, ahora los juagarzos e inciensos están por todas partes, aún el camino es muy pendiente y las rodillas ya comienzan a "protestar", los pinos salpican el paisaje de tosca y bancales, donde se ven "abandonadas" las antiguas cepas de la viña que tanto vino daba en este lugar, la bodega era propiedad de una familia de Igueste, que subían hasta allí con mulas y burros para cuidar las parras, pero una noche sufrió un incendio del que no se pudo recuperar, el lagar casi entero de madera de tea, fue puesto a salvo, posteriormente fue trasladado hasta la Plaza de Dimas Coello en Igueste, donde ocupa un lugar preferencial.

 

 Cruzamos el Canal de Araya que discurre hacia Santa Cruz, atravesando este lugar, a la vez que "olvidado" cercano, y que conserva en sus laderas de tosca blanca, aún el esfuerzo de nuestros antepasados, por dominar el mismo para sacarle, frutos como las uvas, trigo, papas o simplemente ser recorrido por cabreros y arrieros, subiendo pendientes y morras, transitando y teniendo que cargarlo todo, llevando bastante peso por veredas y caminos de cabras, pienso que nosotros caminamos por "hobbie", pero que ellos lo hacían por necesidad, y este sendero les servía para ir de Igueste a Araya, cuando hace mas de un siglo la carretera general del Sur no era ni siquiera un proyecto, en el estudio de un ingeniero de caminos.

 

 Bajando bajando, llegamos al Barranco de La Fuente, unas grandes y redondas bimbas en el fondo, hace que aparezca la vena artística y nos sacamos unas fotos, posando como la "sirenita" y yo como si de un "Mencey" se tratara al subirme al tolmo y poner el bastón como lo tiene el Mencey Añaterve en la plaza de la Basílica, solo me faltan posadas las dos palomas. Hace calor y se nota ahora que atravezamos la Hoya del Bucio, para subir hasta la Fuente de Chafache la cual apenas tiene un hilo de agua casi inapreciable, solo los cañeros dan testimonio de su existencia, descansamos a la sombra de de la palmera que allí es reina y señora del lugar.

 

 

Barranco de Chacorche.

 

  Los restos del Lagar de La Mesa, se encuentra esparcidos por el sendero, en forma de dos travesaños casi podridos en la Morra del Roque, bajamos por el camino bien empedrado y cuidado con la vista puesta en el Roque y el Arco de Piedra, alguna retama se atraviesa en la vereda pero apartándola un fisco, proseguimos nuestra marcha ladera abajo, algún cernicalo con su "cric cric criiiiic", nos hace apartar la vista del paisaje, Las Caletillas y el mar azul de un brillo hoy especial parecen hacer señas para que termines en sus aguas refrescándote, el Arco de Piedra es impresionante y no se porque no es tan "famoso", cuando se trata de un capricho de la naturaleza que no se da muchas veces, yo siempre digo lo mismo, si en EE.UU. tuvieran algo parecido a nuestros paisajes, nos lo metían hasta en la sopa, a  través de las películas de "Jolivud".

 

Llegando al final del sendero desde arriba observo un mollero de piedras en el fondo del Barranco de Chacorche, este tipo de de construcciones en nuestro paisaje rural obedece al fin de "despedregar" un terreno para destinarlo al cultivo, antiguamente como no había máquinas de excavar, se hacia cerca del sitio a "allanar" para sembrar, se hacía una especie de cuatro paredes con las piedras mas grandes que se iban quitando de la futura huerta, cuando estaba hecho el contorno se iba tiran dentro los "cascajos" que se quitaban de la tierra, destinada a plantación. Bajamos por la pista que discurre por el mismo centro del Barranco de Charcorche y que llega hasta la Galería del mismo nombre, barranco arriba unos cinco kilometros, el Sol a esta hora del mediodía (las doce en punto) pega cada vez mas fuerte, y sin darnos cuenta y apurando el agua de las cantimploras nos vemos subiendo la cuestita y la curva del Cementerio de Igueste donde tenemos los coches aparcados, no me subo al vehículo sin antes entrar hasta la ermita del camposanto para admirar el "cristo" que está en un fresco de su interior obra del genial e inigualable pintor iguestero Dimas Coello.

 

FIN

 

Mas fotos de la ruta:

(Haga clic sobre las fotos para ampliarlas)

       

 

 

 

 Fotos: © Copyright 2012.

Uche Perdigón Díaz

Carmen Perdigón Díaz

Textos:

© Copyright  Uche Perdigón Díaz 2012


Cualquier duda, pregunta, información o error, que requieran aclarar o subsanar, sobre el texto, enlaces o imágenes que ofrece la página web, www.senderistas.info pueden dirigirla al administrador de la misma en el siguiente e-mail:

lucperdigon@hotmail.com


Volver al inicio

© Copyright 2011-2012  www.senderistas.info